Friend

Friend



Me persigue, no me deja escapar, no hay escondite posible para huir de Soledad. Acurrucado en un oscuro rincón, cierro los ojos para no verla, pues su visión es terrible.

¿Qué cómo es? Oh inocente criatura, yo te lo diré. Es un abismo, más profundo y oscuro de lo que tu mente racional pueda siquiera comenzar a imaginar. Es simplemente Nada, ¿has tratado alguna vez de imaginar Nada? No dejar la mente en blanco como meditan algunos, no, imaginar la Nada. Un vacío tan superlativo que absorbe cualquier cosa, persona, sonido o pensamiento, que lo ahoga en su vastedad. Reza al dios que sepas, toma las medidas que quieras, pero que Soledad no te alcance, pues su tormento es grande.

-¿Qué demonios haces? Levanta anda que hay mucho que hacer- Una cálida voz me hace levantar la mirada, y descubro algo que jamás habría imaginado, un rostro amable y una mano tendida.

+¿Quién eres, que haces aquí?

-Soy tu amiga, y he venido a por ti.