Regruel.com

Regruel.com

brad romero

¿Cuáles son las principales aplicaciones de los grupos electrógenos?

El electrógeno es una planta auxiliar de energía, perfecta para entrar en funcionamiento en momentos de crisis energética o cuando ocurren fallos en el sistema principal. En este sentido es igual a un generador eléctrico, sin embargo, la diferencia radica en su funcionamiento.

Los grupos electrógenos cuentan con un alternador que le ayuda al motor a transformar la energía mecánica que generan en energía eléctrica, lo que te permitirá mantener todos tus equipos en uso.

Son bastante útiles en diversos ( Regruel.com )lugares y lo que buscan es solventar problemas ligados a la falta de energía.


¿Dónde puedo usar un grupo electrógeno?

Aquí llegamos a la pregunta interesante, las aplicaciones de los electrógenos son diversas. Existen tres predilectas para ellos y son las que veremos a continuación:

  • En cualquier lugar donde no haya o falle el suministro de luz eléctrica: Estos equipos son capaces de actuar como una fuente de energía principal, si en algún lugar no hay una fuente de energía eléctrica en red siempre y cuando sea de la gama industrial.
  • Uso industrial: Los electrógenos con esta capacidad son los ideales para canteras, minas, grandes zonas industriales, centros comerciales de alto tránsito, lugares montañosos, conciertos, hoteles entre otros establecimientos que exigen la puesta en marcha de gran cantidad de equipos.
  • Gamas de emergencia: En este caso, los equipos pueden funcionar perfectamente en supermercados, hospitales (donde además son obligatorios), centros informáticos, pequeños centros comerciales, bancos e industrias. Su prestación es media, de modo que el mejor uso que puedes darle está en los lugares arriba mencionados. Incluso son de gran ayuda en instalaciones de energía renovable.

¿Cómo saber cuál es el que necesito?

Piensa primero en dónde necesitas instalarlo. Después debes crear una lista donde se especifique los objetos que conectarás en él. Realiza las conversiones necesarias, en otros artículos de nuestro blog te explicamos paso a paso cómo calcular la potencia del equipo que requieres.

Decidido esto piensa en si lo quieres insonorizado o común. Toma en cuenta que esto depende del lugar donde vayas a instalar al grupo electrógeno, si estará o no en una zona abierta lejos de las personas que puedan inquietarse por el sonido repetitivo del equipo, afectando su ritmo de vida natural.

Por último, es el momento de definir si comprarás un equipo que utilice diésel o gasolina. Antes de inclinarte por uno u otro, evalúa el nivel de exigencia que necesitas del equipo y tu presupuesto. Sopesa los pro y contras. Recuerda que el diésel es un combustible de alta gama un poco caro que se consigue fácilmente y opera en equipos que no requieren demasiado mantenimiento, por su parte la gasolina es mucho más económica pero los equipos que la utilizan requieren sesiones de mantenimiento más continuo.

Al final, todo dependerá de lo que necesites, encuentra el grupo electrógeno ideal para ti, y relájate pensando que tendrás energía eléctrica suficiente para continuar con tu vida, aunque el suministro principal no funcione de manera óptima.