Razones para realizarnos presoterapia

Razones para realizarnos presoterapia


Dentro de los tratamientos estéticos con finalidades medicas no invasivas destaca la presoterapia la cual consiste en un masaje que se realiza mediante la aplicación de presión con aire, la finalidad es activar los procesos circulatorios del sistema linfático el cual transporta importantes sustancias como las grasas, desechos y otros componentes que se necesitan para alimentar a las células.

Podemos entonces afirmar que la técnica está orientada a favorecer específicamente el drenaje linfático de esta forma se tratan condiciones frecuentes como la celulitis, los edemas de grasa, la sensación de piernas agotadas y las arañas vasculares, la terapia es muy segura, sencilla de realizar y tiene altas prestaciones por lo que los resultados comienzan a percibir a los pocos días de haberse sometido al tratamiento.

¿Cómo se realiza el procedimiento?

El paciente generalmente se somete a sesiones cuya duración va desde los 30 a 45 minutos dependiendo de sus problemas o condición física, la maquina consta de una especie de cobertores o envolturas donde se introduce la persona o las extremidades que van a ser tratadas, como las piernas, los brazos, o los glúteos, por ejemplo, lo siguiente es que un compresor especial hará circular aire de forma ascendente alternando en episodios de comprensión y relajación.

La presión aplicada es muy controlada y nunca es excesiva lo único que se busca con ella es lo que venimos destacando en líneas anteriores activar los procesos de circulación para obtener los siguientes beneficios físicos y estéticos:

Activación de la circulación sanguínea: Aunque lo que se estimula es el movimiento de la linfa con la finalidad de eliminar toxinas y mejorar las funciones de los tejidos y el aspecto de la piel, el sistema sanguíneo también resulta favorecido por lo que mujeres embarazas o adultos mayores con estos problemas pueden ser tratados.

Favorece la pérdida de peso: El drenaje linfático puede ser un gran aliado si lo combinamos con una buena dieta y una rutina de ejercicios frecuente, de manera que podremos esculpir rápidamente nuestra figura perdiendo esos kilos que tenemos demás solo con combinar la presoterapia a los elementos antes mencionados.

Relajación muscular: Si algo produce el estrés, las rutinas frecuentes de nuestra vida es agotamiento y tensión que se refleja frecuentemente en nuestros músculos, por eso las sesiones de estos procedimientos son excelentes mecanismos para reducir e incluso eliminar dolencias, por esto no es de extrañarnos que los deportistas de manera asidua se sometan a este tipo de tratamientos para acondicionarse antes de un importante evento o para relajarse luego de él.

Mejora el tránsito intestinal: Para obtener esta asistencia tendremos que focalizar la sesión en nuestra zona abdominal de manera que podremos obtener dos resultados ir eliminando de manera gradual los depósitos de grasa abdominal que muchas veces son realmente difíciles de erradicar y ayudar a nuestros intestinos en el movimiento de la materia digerida, por lo que el estreñimiento se verá parcialmente eliminado, para esto también es recomendable modificar nuestra dieta.

Adiós a la celulitis: Las mujeres agradecen ampliamente a las técnicas estéticas como la presoterapia la disminución y eliminación de esta molesta condición en su piel, incluso la apariencia externa del tejido de este órgano que es el mayor de nuestro cuerpo y constantemente está sometido a los agentes externos mejora muchísimo haciéndolas lucir más jóvenes y frescas.