¿Necesito una Raspberry Pi de 8GB para retroemulación?

¿Necesito una Raspberry Pi de 8GB para retroemulación?

sromero


Mucha gente entra por primera vez en el mundillo de la emulación de la mano de Raspberry Pi con la idea de usar distribuciones como RetroPie, Recalbox, Batocera, Pimiga o Dosbian ya sea creando una colección de juegos desde cero, o descargando alguna de las imágenes ya preparadas (con juegos y colecciones precargadas) de algún canal de Telegram.

A la hora de adquirir su primera Raspberry Pi, normalmente los usuarios nuevos suelen pensar que "cuanto más, mejor", y preguntan directamente por dónde adquirir la Raspberry Pi 4 de 8GB, desechando los modelos de 4 y de 2GB por tener menos memoria.

Si es tu caso (eres nuevo, quieres comprar una Pi para emulación, y nunca has tenido ninguna), a tu cartera le alegrará saber que puede que no sea necesario que compres el modelo de 8GB, que tiene un precio muy superior al de 4 y al de 2GB (actualmente: los precios aproximados son 2GB = 40€, 4GB = 60€ y 8GB = 80€).


La emulación de máquinas retro, en general, no requiere mucha memoria.


Hasta la aparición de la Raspberry Pi 4, las Raspberrys típicamente usadas para retroemulación (Pi 2 y Pi 3) contaban con 1GB de RAM y esto era más que suficiente para emular. De hecho, una Pi 3B+ de 1GB de RAM overclockeada a 1.5Ghz sigue siendo una gran opción para retroemulación.

Piensa que Raspberry no es capaz de emular máquinas como XBOX, PS3, Wii o Dreamcast y su "tope" de emulación podría ser ahora mismo N64 y PSX, las cuales funcionan pero probablemente no al 100%.

Plataformas que corren perfectamente en las últimas Pis son: ordenadores de 8 bit (Spectrum, MSX, Amstrad...), consolas de 8 bit (NES, MasterSystem, GB, PCEngine), consolas de 16 bit (SNES, Megadrive...), e incluso ordenadores como PCs 486DX (dosbox/dosbian) o Commodore Amiga (pimiga/amibian).

Todos estos sistemas (además de N64 y de PSX) tienen algo en común: apenas tienen desde Kilobytes (una SNES tiene 256 KB de RAM) a Megabytes de RAM (dosbox usa 16MB de RAM y Pimiga 10MB).

Una Raspberry Pi de 1GB dedicará unos 256-320MB al sistema Linux que va debajo, otros 256MB para la videoRAM y el resto (casi medio GB de RAM) está disponible para el emulador y el frontend de emulación.

Si además subimos de 1GB de RAM a 2GB de RAM, nos encontramos con que nos sobra RAM.


Por eso, si sólo vas a emular sistemas retro, una Raspberry Pi de 2GB puede ser más que suficiente para emulación.

Si vas a ejecutar RetroPie, Recalbox, Pimiga o Dosbian, es probable que 6GB de tus 8GB estén muertos de risa sin uso (y habrás pagado casi el doble por comprar esa Raspberry de 8GB).


Nuestro consejo es que evalúes para qué quieres usar la Raspberry.

  • Si la vas a usar sólo para emular sistemas antiguos (desde Nintendo NES hasta Commodore Amiga 1200), probablemente te bastará con el modelo de 2GB.
  • Si vas a usar la Pi tanto para emular como para alguna otra cosa ocasional, el modelo de 4GB te permitirá tanto emular como lanzar un escritorio Linux funcional que no sufra problemas de memoria.
  • Finalmente, si también planeas usar la Pi como servidor, o como si fuera un ordenador de escritorio (abriendo navegador web, realizando otras tareas), entonces sí le sacarás partido a los 8GB y valdrá la pena el desembolso extra.
  • Si planeas usar la Raspberry con la distribución "retropie-crt" y conectarla mediante un VGA666 o cable rgppi / picrt, etc a un monitor de tubo o televisión CRT, recuerda que a fecha Enero del 2021, no está soportada la Raspberry Pi 4 y se recomienda una Pi 3B+.


Así que piensa para qué vas a usar esa Pi (tanto ahora o en el futuro) y elige la mejor opción, porque no siempre la opción más cara es la más adecuada. Si el dinero no es un problema y no sabes exáctamente para qué usarás la Pi en el futuro, siempre puedes comprar la de 4/8GB "por si acaso". Si prefieres no gastar más de lo necesario, y sólo vas a hacer emulación, con la de 2GB tendrás probablemente suficiente, y te ahorrarás un dinero que puedes usar dentro de unos años para actualizar esa Pi al modelo más reciente.

Ante la duda, consulta por Internet qué requerimientos tienen de emulación las plataformas que quieres emular, pero si son "retro", es probable que ya estén cubiertos por una simple Pi 3B+ de 1GB.


En cualquier caso (aunque esto es otro tema) recuerda que para retroemulación, más importante que la cantidad de RAM son estos 2 puntos:


1.- Asegúrate de que tu Pi tenga un buen disipador o disipador+ventilador porque de nada servirá ni la RAM, ni que compres la última Pi si esta se calienta y el sistema te baja la velocidad de la CPU a 600Mhz para evitar que ésta se dañe.

Las mejores cajas suelen ser las metálicas, especialmente si hacen ellas mismas de disipador (la caja tiene una pieza que está en contacto con la CPU y otros chips) o incluyen uno grande para poner sobre la CPU. Las hay incluso con ventiladores (más o menos silenciosos) que se pueden conectar a los pines GPIO.

Este tipo de cajas pueden bajar la temperatura hasta 20 grados con respecto a cajas acrílicas o de plástico, y asegurar que tu Pi no bajará su frecuencia de funcionamiento por exceso de temperatura.

Ten en cuenta no obstante que las cajas totalmente metálicas y con pocas aberturas pueden atenuar la señal Wifi y Bluetooth.

Si la estás comprando en Amazon, lee las reviews y opiniones del producto para hacerte una idea de la capacidad de disipación de calor de la caja y de si hay quejas con la atenuación de la señal wifi.


2.- Usa siempre el alimentador oficial de Raspberry. Los alimentadores oficiales están diseñados para que la Pi funcione al 100% sin caídas de voltaje. Aunque encuentres alimentadores con las mismas características (5.1V y 2.5/3A), muchos usuarios tienen problemas con estos alimentadores y les aparece el "rayo amarillo" de aviso que pone tu Raspberry Pi en la esquina superior izquierda de la pantalla cuando la fuente no puede dar el voltaje que necesita. Y el rayo amarillo significa que la Raspberry Pi bajará la velocidad de la CPU porque se ha dado cuenta de que el alimentador no puede darle la corriente que necesita para la velocidad máxima. Si te quieres ahorrar problemas, usa el alimentador oficial, que además no es más caro que los no oficiales, soliendo costar 10€ o menos.


Dicho esto... ¡elige bien tu Raspberry, caja y alimentador y a disfrutar de la retroemulación!