Guia practica para bebés

Guia practica para bebés

Willy

Hola mi nombre es william alberto hernandez rodriguez y el día de hoy he venido a compartir un pequeña guía practica para esos padres primerizos, esto se lo debo y se los debemos a mis amigos de Bebes Victoria los cuales me han facilitado esta pequeña guía practica.

¿Por qué es más seguro viajar a contramarcha?

Viajar en una silla de auto a contramarcha permite al bebé o al niño que viaja en ella estar más protegido en caso de accidente. En relación con ello es importante saber que las proporciones del cuerpo del niño son diferentes a las de un adulto. De hecho, el desarrollo de músculos, huesos y ligamentos está más relacionado con la edad del niño que con su peso. Por ejemplo, al nacer, la cabeza del bebé representa el 25% de su peso total, mientras que en un adulto es el 6%. Por otro lado, el cráneo del bebé es más delgado que el de un adulto y ofrece una menor protección para el cerebro. 

También cabe destacar que las vértebras del cuello de un recién nacido son más frágiles, ya que están compuestas por porciones separadas de hueso unidas por cartílago. Progresivamente y durante los primeros tres años de vida del niño este cartílago se va convirtiendo en hueso. El desarrollo de músculos y ligamentos se produce de forma similar. 

¿Qué sucede en caso de impacto?

Los padres deben saber que las colisiones frontales en coche son las más comunes y, además, las que suelen tener consecuencias más graves para los ocupantes del vehículo. Tal como dictan las leyes de la Física, al producirse una colisión frontal es más seguro para el niño viajar en una silla a contramarcha, ya que las fuerzas del impacto se dirigen a la parte posterior del respaldo de la silla, mientras que el resto de energía se extiende uniformemente por la cabeza, el cuello y la parte superior del cuerpo.

En cambio, en una colisión frontal con una silla de cara a la marcha llega más energía al cuerpo, la cabeza y el cuello del niño. Además, las fuerzas se concentran en el arnés que sostiene al niño, lo que significa que hay más energía aplicada a una superficie más pequeña. Esto aumenta la probabilidad de que el niño sufra una lesión.

Ya en los años 60 Suecia fue el primer país en introducir las sillas a contramarcha y las estadísticas de accidentes de coche avalan los beneficios de viajar en esta orientación. El riesgo de que en niño fallezca o sufra graves lesiones es cinco veces mayor en una silla de cara a la marcha que en una de espaldas a la marcha, según la compañía de seguros sueca Folksam.