Comprar una trona para bebé: ¿qué tener en cuenta?

Comprar una trona para bebé: ¿qué tener en cuenta?

Laura Espinosa, madre y blogger.

¿Estás pensando en comprar una trona y que tu hijo comience a independizarse en la mesa?

Sin duda, enseñar a los niños a comer es una de las etapas más bonitas de la maternidad/paternidad. No es fácil, pero sí que existen ciertos accesorios como las sillas trona que nos ayudan en nuestra labor de enseñanza.

El problema viene cuando hay que comprar una. ¿Sabes lo que hay que tener en cuenta y qué marcas y modelos de trona son los mejor valorados por los usuarios?

Factores clave a la hora de comprar una silla trona

Basándonos en lo que explican páginas especializadas como tronabebe.online hemos llegado a la conclusión de que es importante tener en cuenta lo siguiente:

Seguridad.

Es el criterio fundamental y se nota, por ejemplo, en la estabilidad de la silla o en la calidad de los materiales. Muchas veces creemos que las tronas de madera son mejores, pero lo cierto es que hay muchas tronas de plástico que son mucho más estables que alguna de las tronas evolutivas del mercado.

Fácil montaje.

Las instrucciones de montaje deben ser claras a la hora de montar cualquier trona de bebé.

Versatilidad.

¿Son regulables?, ¿evolutivas?, ¿qué grado de reclinación tiene?, ¿se puede plegar para que ocupa menos espacio?, ¿se transforma en otro accesorio para bebé siendo más aprovechable?

Precio.

No hace falta gastarse un sueldo en una de estas tronas para bebé. Lo normal es que el precio esté entre los 80 y los 150 euros. Con esta orquilla debería ser suficiente para comprar una silla trona de calidad. ¿Para qué gastar más?

Marca y modelo.

Stokke, Babybjorn, Star iBaby, Chicco, Inglesina, Safety 1st, Hauck, Peg Perego, Asalvo o Concord son algunas de las mejores marcas del mercado en productos para bebé y, concretamente, en el mundo de las tronas.

Según la OCU, entre las mejores tronas para bebé 2019 estarían la Chicco Progres 5, la Jané Mila o la Peg Perego Siesta, entre muchas otras. Y tú, ¿cuál vas a comprar?