tecnicas para abrir puertas

tecnicas para abrir puertas

puertascomo

Las puertas cerradas son una lata para poder abrirlas cómodamente y sin dañarlas, pero existen técnicas muy precisas para abrirlas con el menos esfuerzo si es que has perdido las llaves o se te ha estropeado la ceradura más dura. Está la técnica de la llave bumping, una llave especial que se mete por la cerradura y consigue abrir, casi mágicamente la puerta, pero hay que tener una gran habilidad y conocer bien el sistema.

Existen varios tipos de puertas especialmente indicadas para hacer frente a los ladrones: las puertas de seguridad, las puertas blindadas y las puertas acorazadas. Puertas de seguridad:

No tienen por qué estar formadas por placas de acero y es la mas económica de las tres.

El material del que está hecho se refuerza con perfiles horizontales y verticales resistentes al fuego y gas.

La cerradura tiene unos bombillos de seguridad que impide que puedan ser abiertas con ganzúas. Precio aproximado para una puerta de seguridad 300 Euros

Puertas blindadas:

Se trata de puertas provistas de marco de madera que se caracterizan por ser más gruesas que las comunes y por estar reforzadas con una hoja de acero de unos dos milímetros de grosor en cada una de sus caras. Sus cerraduras están dotadas con potentes barras de acero que bloquean la puerta por los cuatro costados. Precio aproximado entre 400 y 700 Euros.

Ventajas e inconvenientes de las puertas blindadas:

Su cerradura posee un cilindro que impide su extracción con taladros o ganzúas y las llaves son fabricadas a medida para abrir una puerta, por lo que es imposible hacer copias. No se pueden abrir utilizando palancas, al evitarlo las planchas de acero, mientras que para forzarlas hace falta romper al mismo tiempo la placa de acero y la cerradura. Están dotadas de una mirilla. Algunos modelos, además de poseer aislante acústico, en comoabrirunapuerta te explican a la perfección este método y algunos cuantos más, además impiden el paso de fuego, gases, calor y frío. Sin embargo, las puertas blindadas tienen tres puntos débiles fundamentales. La cerradura, al golpearse con una palanca o con un simple destornillador, podría ceder, dejando así la casa sin defensa. El marco de madera es muy vulnerable y, además, en caso de que sea forzada no se podrá reparar, sino que habrá que comprar una puerta nueva, puesto que la madera es insustituible. Finalmente, las más resistentes duran de media sólo unos 15 años. Hay también que tener en cuenta que en el mercado se pueden encontrar puertas blindadas a precios muy económicos, pero algunas veces se trata de productos de muy baja calidad y que ofrecen poca seguridad.

Puertas acorazadas:

La puerta acorazada se caracteriza por estar provista no sólo de un entramado de tubos de hierro de unos dos milímetros de grosor y dos chapas de acero, sino también de marco y quicio forrados con placas de este resistente material. Los mecanismos de cierre están incorporados al cuerpo de la puerta. Es la mas segura de las tres. Precio aproximado 1000 Euros

Ventajas e inconvenientes de las puertas acorazadas:

La puerta acorazada tiene el inconveniente de ser más cara que la blindada. Por otro lado, tiene la ventaja de ser bastante más segura que la blindada, al estar preparada para evitar que se pueda forzar su apertura utilizando unas palancas. Esto se debe a que el marco metálico no sólo va sujeto a la puerta, sino que también está agarrado a la pared. Su cerradura se considera como una de las más seguras en el mercado, dura toda la vida y ofrece al usuario la posibilidad de elegir y cambiar las tapas de madera que la recubren. Las tapas se pueden poner después de haber terminado la instalación de la puerta, evitando así dañarlas con golpes o arañazos. Otra ventaja es que el usuario puede cambiar la llave cuando lo desee, sin necesidad de llamar a un cerrajero, lo que, en cambio, se hace siempre necesario con las puertas blindadas.

Existen distintos modelos de puertas acorazadas. Las más sencillas llevan menos cierres, mientras que las más sofisticadas se caracterizan por tener un mayor número de cierres, doble cerradura y hasta un sistema de contra-apertura. La mayoría de las puertas acorazadas integran componentes resistentes al fuego y algunos modelos garantizan aislamiento térmico y acústico.