Esto no es un simulacro

Esto no es un simulacro

Nee

Todo comenzó cuando el pequeño proyecto empezó a formarse, un espermatozoide y un óvulo dieron lugar a una criatura nunca vista. Nacida en 2002 en el país de "nunca máis", la pequeña Nee ya comenzó a dar guerra. Sus padres se preguntaron repetidas veces qué habían hecho mal, pero la pregunta en sí no tenía sentido. A medida que iba creciendo más estrafalaria se volvía, y empezó a desarrollar aficiones de lo más dispares. Cine, música, literatura: eran sus armas para luchar la guerra del día a día. Y cuando en 2015 fue, por otro de los múltiples y grandiosos errores de su vida, a un campamento en Entrimo, conoció a más gente de su estirpe. Locos cuando menos. Pirados. Rematadamente enfermos. Esto la llevó a desarrollar su gusto por los blogs y el mundo otaku, y terminó de formarse su gran enfermedad mental llamada personalidad.